domingo, 22 de agosto de 2010

TEJIDITOS QUE ACOMPAÑAN Y OTRA HISTORIA...



La narradora, tejedora que me brota, ha escrito estas palabritas hace un tiempito, pero sentí que este era el momento y el lugar preciso para regalarlas, como parte de mis vueltas de tejido...

"EL DESAYUNO"

Me levanté temprano, había claridad en el cielo y el sol aún no asomaba.
En mis medias de lana, fui a la cocina, corté rebanadas de pan algo gruesas, de ése, que había horneado ayer. Batí unos huevos, les puse un poco de azúcar, canela, una cuchara de harina y un pequeñísimo chorro de leche.
Calenté una sartén con un “bastante” de aceite…no para que flote, sólo para freír y sellar.
Mientras tanto preparaba un riquísimo café.
Exprimí unas naranjas. Puse unas uvas con queso en un plato. Pasé las rebanadas de pan por el batido de huevos y ¡¡a la sartén!! Que ricor.
Tendí la mesa con el mantel blanco y dos margaritas en un vaso largo… volví a la cama y te desayuné… despertaste y, después juntos, otra vez desayunamos.


y mientras cuento... tejo los colores que me brotan:



3 comentarios:

  1. preciosa historia, gracias por compartirla y por mostrar estos lindos collares, ójala pronto sepa hacer algo tan lindo jejeje un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  2. no se me achique, que usted hace cosas preciosas... beso grande

    ResponderEliminar
  3. un desayuno muy acogedor, yo quiero unos cuantos, besos

    ResponderEliminar